La aventura llama a su puerta

( Noches)
Colón Guanahaní

Actividades por Tenerife

Tenerife es pura aventura, por ello le presentamos varios planes para que su viaje no se limite solo a tomar el sol en la playa y degustar nuestra excelente gastronomía. Haga uso de su valentía y descargue toda su adrenalina mediante los desafíos que le proponemos.

Colón Guanahaní
Colón Guanahaní

El Teide, por cielo o por carretera

Para disfrutar del Parque Nacional del Teide de una manera diferente y aventurera, Adrian Hoteles le propone pasar una mañana recorriendo este entorno conduciendo Jeeps 4×4. Conducirá por carreteras rodeadas de lava en un entorno de gran diversidad paisajística. Y si prefiere conocer la isla desde el aire, la empresa Helidream Canarias le ofrece varios vuelos a su medida.

Colón Guanahaní

Vuele alto

El Forestal Park es un parque de aventura abierto para todos los públicos que cuenta con 11 tirolinas gigantes entre los árboles y más de 90 juegos en altura. Además, hay dos circuitos con diferentes niveles de dificultad para familias o para deportistas más entrenados.

Los Gigantes en kayak

Los acantilados de los Gigantes son uno de los paisajes más espectaculares de Tenerife. Sus paredes verticales de hasta 600 metros caen sobre el océano creando una asombrosa muralla natural.

La manera típica de visitar estos acantilados rocosos es embarcarse en alguno de los barcos que operan desde el puerto de Los Gigantes, pero para huir de las rutas habituales pude subir en un kayak y contemplar los majestuosos acantilados desde el mar, además de tener la oportunidad de realizar snorkel y disfrutar de la flora y fauna marina de sus aguas cristalinas. Incluso existe la posibilidad de ver delfines en algunas de estas excursiones.

Colón Guanahaní
Colón Guanahaní

La Cueva del Viento

La Cueva del Viento es el tubo volcánico más grande de la Unión Europea y el quinto del mundo. Se formó gracias a las coladas de lava del Pico Viejo, situado junto al volcán del Teide, al noroeste de la isla. Tiene una extensión de más de 17 kilómetros que se recorren por pasadizos repletos de fenómenos geomorfológicos como simas y terrazas de lava.

Visitar estas cuevas permite adentrarse en los estragos de una erupción volcánica y ver cómo la lava puede crear formas extraordinarias allí por donde pasa.

Colón Guanahaní